5 errores de un novato al carbón

0
815

Encender el fuego con alcohol

Seguro todos nos hemos frustrado alguna vez cuando gastamos una caja entera de cerillos para encender la parrilla, sin embargo debemos escapar de la tentación de usar alcohol o cualquier material inflamable.

 

Además de ser peligroso, es un acelerador del fuego; lo único que lograremos es que nuestras amadas brasas duren menos. Así que NO uses alcohol para encender tu fuego.

Utilizar cualquier madera o carbón

Las brasas son el secreto para lograr una buena parrillada, por lo tanto es indispensable que usemos madera o carbón de la mejor calidad posible.

Es importante que esta madera o carbón no tenga un tratamiento previo o algún aditivo, caso contrario lograremos un mal sabor.

No esperar a las brasas

El secreto de todo buen parrillero es evitar el fuego. ¿Cómo? Si el fuego no se lleva bien con la carne. Para cocinar necesitamos calor , no fuego directo. Al poner la carne en contacto directo con el fuego, solo estamos cociéndola por fuera y al interior se mantiene cruda; es por esto que debemos esperar a las brasas, es decir que nuestro carbón este completamente prendido y ahora sea una fuente de calor suficiente para cocinar nuestra carne.

 

El momento ideal para poner las carnes a la parrilla es cuando las brasas están blancas por arriba y rojas incandescente por abajo. Muy importante no agregar carbón con la carne sobre la parrilla, no es bueno para la cocción y mucho menos para nuestra salud.

Poner la carne recién salida del refri

Salvo que quieras una carne dura como suela de zapato, nunca la pongas en la parrilla recién salida del refri. Lo ideal es que la carne se atempere un tiempo antes de cocinarla, el calor de las brasas ya se encargará de eliminar cualquier bacteria que haya podido revivir en ese periodo de tiempo.

Cortar la carne para comprobar si está hecha

Ocurre lo mismo que si la pinchamos con un tenedor, pero en HD. Es como abrir una herida en la carne para que se desangre, es una matanza a la buena carne. Si quieres saber si la carne está hecha o no, presiona sobre la carne con el dedo pulgar firmemente (no vayas a botar la parrilla), si recupera la forma rápidamente, está en su punto.

 

Te puede interesar: CHORI: carne blanca igual de dañina que la roja

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí